Equipo interdisciplinario del humedal de Córdoba

Un derecho colectivo hecho realidad

Anfibios, Reptiles y Mamíferos

La culebra sabanera, no es venenosa y es inofensiva.

La rana sabanera (Hyla labialis) y la rana campana (Hyloxalus subpunctatus) son los dos únicos anfibios que aún habitan el humedal, en las zonas mejor conservadas y con agua de buena calidad. La rana campana se ha visto favorecida por el agua del caudal ecológico y por la colonización del suelo de la planta denominada Suelda con suelda, la cual, al mantener la humedad permite escucharla en época de invierno lejos del agua, entre el bosque.

Rana sabanera, (Hyla labialis)

Desde el cono sur

Cada cierto tiempo el humedal de Córdoba sorprende con la aparición de nuevas especies animales. El más reciente se presentó durante el censo de aves

Read More »

El Curí (Cavia anolaimae) es el más representativo de los mamíferos del humedal, habita en las zonas de litoral en donde hace su madriguera y se le puede ver alimentándose de vegetación, le gusta el pasto. También hay presencia de ratas y ratones los cuales son de hábitos silvestres y hacen parte de la dieta de Búhos y Gavilanes. Existe registros de la presencia de murciélagos uno de la familia Artibeus y otro de la Molossidae, al final de la tarde, a veces es posible observarlos volando y en algunas oportunidades han sido encontrados en viviendas cercanas.

El Curí habita en las zonas litorales del humedal.
La Rana Campana solo está registrada en Bogotá, en el humedal de Córdoba.

Entre el año 2015 y 2016 el equipo de monitoreo de fauna para los humedales de Bogotá, contratado por la Secretaría de Ambiente, identificó mediante cámara trampa, la presencia de dos Zarigueyas (Didelphis marsupialis), en el sector 3 del humedal. También llamado Fara o Chucha, está es una especie de Marsupial, que al igual que los canguros, tiene una especie de bolsillo en el vientre en donde sus crías se desarrollan cuando nacen. Así mismo encontraron a la Comadreja (Mustela frenata).

Comadreja en el sector 2.

Hasta hace un tiempo el único reptil que poseía el humedal era la Culebra Sabanera (Atractus crassicaudatus), la cual es de hábitos nocturnos, sin embargo, ha sido registrada frecuentemente. Es completamente inofensiva, se alimenta de insectos y vive entre la tierra. A partir del año 2016 Darwin Ortega del equipo e administración del humedal ha registrado en varias oportunidades una nueva especie, la lagartija Bogotana (Anadia bogotensis), registro muy importante, porque se trata de una especie endémica. Se encontraron individuos muertos y con vida, pero sigue siendo un misterio como llegaron hasta el humedal ya que por lo general se observan en los cerros orientales.